Home»Crónicas»Mejorar antes que ganar

Mejorar antes que ganar

0
Shares
Pinterest Google+

CR Veterinaria 12 – 48 Liceo Francés Rugby

10612787_912734832079190_203895471476985731_n

Reza la expresión aquello de “que gane el mejor”, eso no significa que el equipo perdedor sea malo, sino que en un enfrentamiento puntual se ha visto superado. Y es que lejos de la imagen dada en los últimos encuentros, con un equipo entregado y a merced del rival, Veterinaria planto cara e hizo trabajar a uno de los rivales más potentes de la liga, Liceo, para que pudiera llevarse el partido.

Veterinaria entró centrada al partido y llevando la iniciativa, voluntariosa y trabajadora, pero nuestros errores en momentos clave, cuando entramos en esa “zona roja” del campo que es la veintidós contraria nos hacían irnos no solo sin premio sino encajando puntos. Liceo con muy poco en ataque, con fases de delantera y rapidez fuera lograba ensayar y pasar la conversión. Minutos después los verdes erraban una patada a palos aunque seguían empujando y metiendo a Liceo en su campo. El único contra que se le puede poner al equipo es la falta de madurez para resolver en momentos clave, con un equipo que está encerrado, por bueno que sea, no puedes precipitarte, nos fuimos hasta dos veces sin puntos habiendo alcanzado los cinco metros y para colmo de males Liceo ponía el 0-12 a la media hora con otro ensayo aprovechando nuestras debilidades. Pese a que rápidamente volvimos a pisar la cinco contraria eran los visitantes los que volverían a golpear de nuevo. Minutos antes del final en un buen lateral Pepe conseguiría plantar el oval y Lucena pasar la conversión, hubiera sido un buen final a la primera parte de no encajar otro ensayo que nos mandaba a la caseta con un 7-26 que no reflejaba lo vivido en el campo.

10930945_912745565411450_2224541513265382116_nEl carrusel de cambios se inició al descanso, atípico en los últimos partidos de Veterinaria en busca de rematar el punto que nos faltaba y dar algo más de solidez delante aunque no tuvo el efecto deseado. Al poco del reinicio Liceo volvía a ensayar y transformar, Veterinaria bajó momentáneamente los brazos y comenzaron a sucederse errores y precipitaciones, los puntos nos siguen pesando demasiado y no somos conscientes de que aunque nos duela aún queda partido y por tantos minutos que pelear, gracias a esto con diez minutos jugados los visitantes lograban su último ensayo de la tarde, 7-40. Quizás este fue el punto de inflexión, tras doce minutos de “caraja” conseguimos recuperar el ritmo de la primera parte y con el Liceo más relajado pudimos mostrar nuestros mejores minutos de juego, llegaría el ensayo de Manu que pondría el 12-40 en el marcador y más tarde se nos escaparía otra nueva ocasión a cinco metros. El partido finalizaría con ese tanteo.

Viendo el partido en una línea general hay puntos clave que se deben mejorar y que marcaron buena parte del devenir del partido, sin mencionar que dejar escapar tantos puntos viéndolo con el paso de los días nos indica que aún nos falta para alcanzar el grado de competitividad buscado. El equipo sigue trabajando en la buena línea y no hay duda que lo mejor está por llegar y va a llegar.

El tercer tiempo estuvo marcado por los exámenes lo que privó a un buen número de componentes de Veterinaria de su presencia, algunos valiente aguantaron cual irreductibles galos, pero eso es otra historia.

Por Veterinaria jugaron: 1-Chucky (sust. por Maider) 2-Waipai 3-Deivis (sust. por Alessandro) 4-Pepe 5 -Gallego 6-Conde (sust. por Largo) 7-Diego (sust. por Alberto) 8-Poney 9-Morante 10-Lucena (sust. por Trocotó) 11-Torcu 12-Gas 13-Tochas 14-Rober 15-Manu. Estaban también convocados Juan, Nestor y Marcelo.

10929980_912728508746489_5250271468060713207_nCrack: Pepe. Jugó uno de sus mejores partidos en lo que va de temporada, bien especialmente en el lateral y consiguiendo el primer ensayo.

10940408_912729468746393_5743100998566894500_nVaya día: Conde. Aún falto de ritmo y con cierta ansiedad por la titularidad. Flojo en la recepción de patadas y tardío en el apoyo.

10897120_912745428744797_6092998822116750979_nEl duro: Torcu. Otro partido en el que se le vio entregado en defensa y muy bien en el placaje, le tocó lidiar en el centro la segunda parte y cumplió.

10940495_912742532078420_2695402226791271180_nEl dandy: Poney. La veteranía es un grado y Aitor empieza a destacar por siempre tener ese gesto técnico adecuado que tantas pasiones levanta en la grada.

Previous post

Boletín veterinario nº 14

Next post

Boletín veterinario nº 15