Código Ético del Club de Rugby de Veterinaria

Principios básicos

EI  punto de partida de todo proyecto deportivo se basa en el compromiso  asumido por todos y cada uno de sus miembros. De tu nivel de compromiso  dependerá el futuro de nuestro club. Acude regularmente a las sesiones  de entrenamiento, los ejercicios han sido planificados contando con tu  asistencia. Siempre que no puedas acudir a una sesión de entrenamiento,  informa al entrenador, capitán o compañero lo antes posible.

El  rugby tiene aspectos no relacionados con el juego que lo diferencian de  otros deportes. La relación y el respeto entre jugadores de distintos  equipos, dentro y fuera del campo, resulta incomprensible para otros  deportistas. Comprender y respetar las tradiciones y aspectos  diferenciadores de nuestro deporte es parte importante de tu formación  como jugador de rugby.

El objetivo del juego es ganar. Todos los entrenamientos han sido planteados para alcanzar este objetivo.

Durante  los entrenamientos trabajaremos el conocimiento y respeto a las reglas  de juego. Entrena y juega respetando las reglas de juego. No respetar el  reglamento, provocará, al igual que un partido, una penalización  inmediata para todo el equipo. Aprende y respeta constantemente las reglas de juego.

Valores del Rugby

RESPETO – al árbitro, a los adversarios, a los entrenadores, a los compañeros, a ti mismo, al reglamento. DISCIPLINA.

HUMILDAD.

ESFUERZO – dar el máximo de cada uno, ser perseverante.

GANAS DE APRENDER.

ESPIRITU DE EQUIPO – solidaridad, compromiso, responsabilidad, participación e iniciativa.

Código del jugador

  • Juega por el placer de hacerlo.
  • Juega de acuerdo con las reglas.
  • Nunca discutas las decisiones del árbitro ni de tu entrenador. Colabora.
  • Controla tu carácter, no gesticules.
  • Esfuérzate  de igual forma para tu propio bien y por el de tu equipo. El  rendimiento de tu equipo mejorará, como así también el tuyo.
  • Sé buen deportista. Aplaude todo buen juego, sea de tu propio equipo o del oponente.
  • Trata a todos tus compañeros y a los adversarios, de la misma forma que quisieras ser tratado.
  • Recuerda qué el propósito del juego es la diversión, mejorar las destrezas y sentirse bien. Juega con y para tu equipo.
  • Coopera con el entrenador, compañeros y oponentes, pues sin ellos no sería posible jugar el partido.
  • Participa y disfruta del “tercer tiempo” y los eventos del club.
  • Haz amigos jugando al rugby. Los resultados pasan, los amigos perduran.
  • Jugar  al rugby en este país cuesta dinero. Trata en lo posible en pagar tu  ficha en los plazos establecidos y colaborar con tus compañeros en el  pago de todas las deudas que el club puede contraer. Esta es una  actividad sin fines de lucro pero requiere de gastos comunes como el  alquiler de campos, las fichas, pago de árbitros, etc. Ten en cuenta que  todos son gastos necesarios y que deben ser soportados por todos los  integrantes del Club.

Preparación para el entrenamiento

El  rugby es un deporte que requiere una condición física superior a la  mayoría de deportes de competición. Cuida tu alimentación, duerme las  horas necesarias y lleva una vida lo más sana posible (evita el consumo  excesivo de tabaco, alcohol y/o drogas).

Entrenarás de tres formas distintas:

– en conjunto, con el equipo, los días establecidos en el plan de entrenamiento.

– individualmente,  siempre que te sea posible, debes mejorar tu condición física  específica. Recuerda que después del periodo de acondicionamiento físico  inicial de pretemporada, tu preparación física específica dependerá  únicamente de ti. Mantener y mejorar tu condición física específica será  tu responsabilidad.

– mentalmente entrena  cada día para mejorar tu inteligencia táctica. Haz ejercicios de  visualización mental de tus movimientos con y sin balón.

Prepara con la suficiente antelación tu material deportivo para entrenamiento, en el que debes incluir:

  • Vestuario apropiado; pantalón resistente con bolsillos y camiseta resistente.
  • Calzado apropiado; zapatillas de deporte y botas con tacos.
  • Elementos de protección personal y primeros auxilios básicos; protecciones, vendas, etc.
  • Proveete de tu propio material de aseo personal.
  • Agua o bebidas electrolíticas.

Se  puntual. Acude con la suficiente antelación a las convocatorias de  entrenamientos. El entrenamiento empezará a la hora establecida.

Durante el entrenamiento

1.  No harás en un partido lo que no haces normalmente en los  entrenamientos. Concéntrate en los entrenamientos tanto como lo haces en  un partido. La concentración será la base de todo entrenamiento.

2.  EI rugby es un deporte colectivo de combate. El plano mental es  fundamental en un deporte de combate. Entrénate para vencerte a ti mismo  y vencer tus temores. No busques motivación externa, sino motivación  interna a la hora de la realización de los ejercicios.

3. Motívate a ti mismo. Los jugadores de rugby no se quejan por dolor o cansancio, ni siquiera en los entrenamientos.

4. El objetivo final de todos los ejercicios de balón es marcar. Haz ensayo siempre que llegues a la línea de marca.

5.  Todo ejercicio tiene un objetivo que será especificado antes de  realizarlo. Intenta comprender el objetivo de todos los ejercicios, haz  las preguntas necesarias, pero nunca cuestiones las directrices  marcadas.

6. Nunca reproches los fallos de tus compañeros, en caso de error, anímales.

7.  Mientras te encuentres dentro del terreno de juego o zonas establecidas  de entrenamiento, actúa como lo harías en un partido, no te pares hasta  que no finalice el ejercicio o hayas ensayado. Descansa en las fuera de  la zona de juego o cuando lo indique el entrenador. Durante los  periodos de recuperación entre ejercicios, al igual que en los partidos,  atiende las indicaciones del entrenador y/o líder del ejercicio.

Después del entrenamiento

Cuida tus heridas y lesiones. Solicita ayuda médica en caso necesario. No te automediques.

Estudia regularmente las jugadas y tácticas de juego que se practican en los entrenamientos, debes memorizarlas.

Visualiza  el mayor número de partidos posible. Cuando lo hagas, analiza la  táctica de los equipos, intenta comprender como juegan, estudia sus  movimientos con y sin balón.

Haz  vida de equipo. Recuerda que tus compañeros y amigos se dejan el cuerpo  el alma por ti dentro del campo. Su amistad te acompañará durante el  resto de tu vida.