Home»Crónicas»Crónica Rugby Getafe vs CR Veterinaria, 29-09-2013

Crónica Rugby Getafe vs CR Veterinaria, 29-09-2013

0
Shares
Pinterest Google+

Con ganas llegaba Veterinaria a Puerta de Hierro, redebutando en la primera división madrileña. Tras una buena pretemporada, los jugadores llegaban en un gran momento de forma, a pesar de contar con una grada bien nutrida de lesionados y otros pendientes de ficha.

A las 12:30 comenzaba el partido, salían los verdes con 1.Sputnik 2.Rorro 3.Bigotines 4.Pepe 5.Largo 6.Pebels 7.Chris 8.Pony 9.Karlovy 10. Gas 11.Rober 12.Toti 13. Cristian 14.Gosmez 15.Manu. En el banco a la espera de su oportunidad: Davies, Luispa, Tabana, Mendi y Marcelo.

Los primeros minutos del partido sirvieron para que veterinaria descubriera la dureza de la división que le espera. Getafe usó bien sus armas y fue dura al choque de delantera e incisiva en la línea, entraban a menudo entre los centros, aunque los verdes aguantaron el arreón placando como está mandado. La línea veterinaria asume el control y comienza a hacer gala de su velocidad. A pesar de la buena presión getafense, la facul llega a línea de ensayo pero Manu no consigue posar. Los siguientes momentos fueron de nervios para veterinaria, que cometió numerosos errores en la conservación de un balón que le costaba años recuperar. Así llegó Getafe a estar a punto de adelantarse varias veces en el tanteo, incluso con un golpe a palos que no pudieron transformar. Los verdes heridos por no poder jugar con el balón como les gusta, se vienen arriba, para que Karlovy haga el ensayo de la rana en un barullo bajo palos. Cristian no falla, 0-7. Getafe contrataca, pero Gastón en un avance decidido hacia el espacio, rompe 60 metros de cabalgada, jugada que acabaría con un nuevo balón al ala, y ensayo de Gosmez en el banderín, 0-12. A falta de pocos minutos para el final del primer tiempo, y con los verdes anhelando el descanso, Getafe tira de corazón para ensayar en un gran maul, no falla la conversión, 7-12.

En el descanso veterinaria mueve ficha, salen Rober y el debutante Largo, y entran Tabana y Marcelo. Los primeros minutos de reacomode pasaron factura a veterinaria, que no consigue rebajar el ímpetu de un Getafe que ensaya y transforma, 14-12. Nuevos cambios, sale el tocado Gosmez y entra Luispa. Getafe no levanta el pie, y convierte un golpe a palos, que deja a la facul a 5 puntos, 17-12. Fueron sin duda los peores momentos de una veterinaria que había perdido las ideas y en cierto modo el orden, sin embargo llegó el punto de inflexión. Un placaje para salvar el contragolpe de Luispa, que recupera además el balón y lo juega para que ensaye Gas bajo palos y transforme Cristian 17-19, enloquece la grada. Con la amarilla a Toti por placaje alto, sufren los verdes y muestran un buen hueco a Getafe que sabe aprovechar para volver a ensayar y transformar, 24-19. Veterinaria sigue agotando cambios, y entra Mendi por Rorro. A 10 minutos del final y con casi todas las esperanzas perdidas, llega el momento de magia que se merecía una grada rugiente. Tremenda jugada de pase y redoble entre Luispa, un Toti recién incorporado y Manu, que acaba con el ensayo de Luispa, redondeando su partidazo. Cristian no acierta, 24-24 a falta de pocos minutos. Una vez más, toma y daca y Getafe ensaya en una carrera al ala sin convertir, para dejar el partido en 29-24, prácticamente muerto a falta de muy poco para su fin. Entró Davies por Cristian, y el empuje de la titánica leyenda en uno de los últimos mauls, contagia al equipo y a la grada, y acaba en una jugada loca, en la que Pony y Davies rompen con más coraje que técnica la defensa Getafense y abren para el ensayo de Gastón con el tiempo cumplido. Oldies but goldies. La responsabilidad de patear desde casi la M-30 recae en Manu, que hace honor a sus nuevos galones y la clava entre los 3 palos, Veterinaria redebuta en primera con victoria, 29-31.

Mucho que aprender y mejorar, pero grandes y merecidas sensaciones para empezar la liga. Como puntos negativos, algunas faltas de orden en momentos puntuales y fallos de placaje. Como puntos positivos, el equilibrio encontrado entre la técnica de los jóvenes y la casta de los veteranos, la unión con una grada que nos hizo sentir locales, y como siempre, un buen tercer tiempo de amistad y risas.

Por Morante.

Previous post

Tiempo de Sevens

Next post

Crónica Partido Veterinaria vs Rugby Atleti