Home»Crónicas»DULCE DESPEDIDA

DULCE DESPEDIDA

0
Shares
Pinterest Google+

Soleada mañana dominguera del día de la madre. El campo algo calvo y duro, pero nunca podremos poner quejas a un bonito campo de hierba natural, de los que ya pocos quedan en Madrid.

Sobre las 10.30h empezamos a aterrizar en las instalaciones. Algunos retrasos por algunos imprevistos o por la panzada de kilómetros que algún valiente se chupa y otros no tan justificables. El rival, 3 Cantos, viejo y querido conocido.

Buen calentamiento, al principio más light (Cachorro no debió cenar carne roja esta vez) y bastante explosivo por parte de nuestro siempre motivado para hacernos sudar, el mediano de la saga San Andrés, Nacho.

Vestuario, indicaciones claras y precisas de nuestros entrenadores, la ya clásica vuelta a la camiseta para mostrar el blanco y dejar a los anfitriones que luzcan su verde (menos mal que las hicimos reversibles) y salida al campo a disputar el encuentro.

El partido, ya un clásico de la Regional Madrileña, no defraudó.

Como buen partido de rugby entre dos equipos muy similares entre los que incluso algún no entendido podría suponer algo de buen rollo y camaradería (como si nos hubiéramos emborrachado alguna vez juntos….ah, bueno, aquella noche….pero esa no cuenta…) presentó sus tres tiempos obligatorios correspondientes, que separaremos para estudiar con algo más de detalle.

En el primer tiempo, tanteo de fuerzas, tensión que se mascaba en el ambiente, fair play, igualdad, y por nuestra parte, fallos en placaje y demasiados errores en el lateral. Nuestra melé funcionó perfectamente todo el partido, dato muy meritorio dado que muchos aún recordamos con un agrio sabor de boca como nos llevaron con ruedines ese mismo rival, no hace demasiado tiempo, aunque en aquella ocasión contaron con la ayuda del barro, algo a lo que desgraciadamente ya no estamos acostumbrados los que venimos jugando últimamente en los modernos campos de césped artificial.

Suena el silbato para el descanso y volvemos al vestuario. Nuevo y merecido tirón de orejas al conjunto en general y alabo a las individualidades que nos mantuvieron vivos a pesar de nuestros errores. El resultado: 22 a 24 para Veterinaria, con ensayos de Nacho S.A. (2), Rorro, e Inaxxio Lucena, que, además, aprovechó y transformó 2 de las 4 oportunidades que tuvo.

Volvemos al terreno de juego dispuestos a cambiar las cosas y así lo hicimos. Se siguió peleando cada ruck y cada maul, cada abierta y cada cerrada, y se siguió fallando, pero el trabajo hecho hasta el momento empezó a dar sus frutos.

Seis nuevos ensayos marca de Sete, Nacho S.A. (hat trick y partidazo para el caballero), D. Inaxxio Lucens (otra vez), Honduras y dos más por parte del menos viejo y más veloz de la Saga, Javi “Colibrí” S.A., y otras tres conversiones nos dejaron con un buen sabor de boca y un resultado final de 22 a 60 con el que finalizó el encuentro oficial.

No todo el trabajo estaba hecho y aún quedaba sufrir un rato más, ya que nuestros amigos de 3 Can nos tenían preparados varios cubos llenos de cerveza (Mahou, como debe ser, no de eso que dan algunos por ahí….) y, nada más y nada menos que 25 pizzas familiares variadas, gentileza de su orgulloso patrocinador.

En fin, rugby, rivales, amigos, cerveza y pizza….parece que un argentino esté contándonos su sueño más preciado, pero es simplemente lo que vivimos el domingo pasado.

No quiero tampoco olvidar una serie de hechos destacables, como la asistencia de un público reducido pero de calidad (Pilar, Juanjo, Ángel, etc), que jugamos los 23 locos que fuimos convocados, el partidazo que hizo Hondu en ataque y defensa, las dos tarjetas amarillas seguramente evitables que recibimos y nos dejaron 20 minutos con un hombre menos dentro del campo, la aparición estelar dentro del campo cuando ya nos hacíamos ilusiones de nuestro querido, fornido y difícil de quitárselo de encima, pilier ex –liceísta, el trozo de dedo que perdió Boria o el ojo que Marcelo intentó sacar al Pony con sus garras, en un vil intento de reconvertirse en tercera línea, el cumpleaños de nuestro querido Tato, etc….

Veterinaria entrena esta semana para afrontar su último partido de la temporada regular frente a Alcalá, y mantiene el tercer puesto a 3 puntos del primero y 1 del segundo. A por ellos.

Sinceros agradecimientos al Señor colegiado, que hizo un buen trabajo y supo llevar el partido en todo momento, a todos los integrantes del Club de Rugby 3 Cantos y en especial a sus representantes: A Alberto, que como presidente y como jugador sigue siendo un crack. A Geli, que sigue siendo la que maneja las actas, la cámara y (todos lo sabemos, aunque lo niegue) lo hilos del Club. Y qué decir de Gondo que ya no se haya dicho o no se sepa…..que sigue siendo un Señor del Rugby, dentro y fuera del campo…siempre será un placer compartir una melé, un placaje o unas cervezas contigo. Solo nos queda desearos que acabéis bien la temporada y el año que viene volvemos a vernos.

 

PD: Echamos de menos al patillas.

Previous post

FIN DE TEMPORADA PARA NUESTRAS GUERRERAS

Next post

This is the most recent story.