Home»Crónicas»PASEANDO A MISS DAISY

PASEANDO A MISS DAISY

1
Shares
Pinterest Google+
Este podría ser el título del tercer partido de liga, y no porque nos hayamos paseado ante nuestras contrarias, sino porque nos hemos dedicado, como si Daisy Werthan fuéramos, a ver desde la ventana del Hudson de 1949 que conducía su chófer, el partido.

Empiezo a pensar sinceramente si soy capaz de transmitir con claridad lo que quiero que se desarrolle en el campo y que no es ni más ni menos que un juego sencillo de control del balón desde la delantera y juego a la línea de ¾ fácil para llegar al ala.

Hemos empezado dormidas… y ni la jugada del primer ensayo ha hecho que saliéramos del letargo. ¡Hemos estado lentas en todas las fases del juego… si en el partido pasado faltaba placaje, en este no hemos placado NADA!!!, literalmente NADA!!!, la posición en el campo nula, la presión a su puesta en juego inexistente, esperando que vinieran a por nosotras… y así ha pasado, que cada vez que lo hacían nos rompían la línea de defensa 10 metros.

La delantera en los rucks era como los excursionistas, buscando setas después de unos días de lluvia… mirando y buscando en vez de empujar para dejar el balón limpio y fácil para poder jugar.

En ¾ seguimos pasando el balón 5 metros antes de fijar a nuestras contrarias, lo que facilita la poca presión que nos han realizado, ya nos hemos encargado nosotras de facilitarles el trabajo regalando posición y balones.

Esto que ha pasado hoy no es un tema de APTITUD, es un tema de ACTITUD y parece que salimos al campo pensando que jugamos de la leche, pero no… siento deciros que no es así, estamos pensando en hacer fantasías en el juego y no somos capaces de hacer lo más sencillo. Hoy en todo el partido, solo una buena jugada de línea y los ensayos que nos han proporcionado una victoria, desde mi punto de vista, sin más.

Como dije en la crónica del partido anterior, otro día perdido para poner en práctica las fases del juego en las que sabemos que fallamos y que no hemos aprovechado y que seguramente no podamos hacer en los próximos partidos cuando nos veamos las caras con los equipos más duros.

Siento decir las cosas así, pero creo que es momento de dejar a Miss Daisy en su coche de paseo y pensar en jugar el próximo partido de verdad, entrando duro, saliendo al juego rápido, vamos… jugar en serio.

¡¡¡Sois vosotras las que podéis y debéis cambiar esto!!!
Previous post

HAY QUE RESURGIR

Next post

EL V RECOGE EL GUANTE