Home»Crónicas»Punto y aparte

Punto y aparte

0
Shares
Pinterest Google+
AD Ingenieros Industriales Las Rozas Rugby B 14 – 36 CR Veterinaria
Este domingo Veterinaria visitó El Cantizal para cerrar la liga regular, una campaña que se puede considerar histórica para el Club, con un averaje de diecisiete victorias por tan solo una derrota, curiosamente en la primera jornada frente al campeón.
El partido fue “raro” de principio a fin, quizás por la hora que habían puesto los locales, diez de la mañana de un domingo no es precisamente algo lógico cuando tenían total disponibilidad horaria de su terreno de juego, pero aún así los verdes se presentaron puntuales a la batalla.
Con la sensación de que los cuerpos no estaban del todo preparados y en buenas condiciones para la disputa de un encuentro de rugby, los verdes comenzaron el partido moviendo el balón pero con total carencia de apoyos en los puntos de encuentro. Siendo superiores en las fases estáticas no se podía entender la desidia que se mostraba a la hora de definir. En los primeros compases una sucesión de fases terminaba con un buen ensayo de Bigotes, Luce no pasaba la conversión. En otra buena jugada esta vez Felos no acertaba a posar y dejabamos escapar una buena oportunidad de conseguir el segundo ensayo, sin embargo poco después esta vez sí, Luispa acertaba a posar el oval y la pierna de nuestra apertura no erraba el tiro, 0-12 con poco tiempo jugado.
Como decíamos Veterinaria no mostraba buenas sensaciones, faltas de apoyo que nos privaron de muchos balones, el juego a la mano no funcionaba y la defensa en el exterior tampoco estaba de dulce. Industriales poco a poco intentaba mover el juego y avisaba por la banda de Rober que salvamos in extremis y después por la de Luispa donde se repetía la situación, al final de tanto insistir vovieron a colarse por el exterior para conseguir el primer ensayo los locales, caras de incredulidad y con la patada reducían distancias, 7-12.
Fruto de este ensayo los verdes se rehicieron y jugaron sus mejores minutos, después de mover el oval de un extremo al otro del campo varias veces, finalmente un buen entendimiento de Jason con Chucha conseguía que este útimo posara el tercer ensayo, nueva patada y júbilo por la reacción. Poco antes del descanso en otra situación similar esta vez era Jason quien se colaba para plantar el cuarto ensayo que además garantizaba el bonus ofensivo, con la patada de Lucena nos ibamos 7-26. 
 
La segunda parte no merece especial mención, lejos de mejorasr tras el balance realizado al descanso, el equipo se dejo llevar por la desidia, los locales se encontraron más cómodos en este tiempo y dispusieron de ocasiones para obtener puntos. Lo más destacado fue el ensayo de un gran Pepe, que venía siendo de los mejores del partido y un drop de Lucena, quizás más fruto del profundo aburrimiento que provocaba el mal juego que de una genialidad por la tensión del partido, que era inexistente. Industriales ensayaría sobre la bocina para maquillar el marcador y dejarlo en un 14-36.
Ahora toca concentrarse en el partido de las semifinales de Copa, antesala de las vacaciones de Semana Santa y previa de la eliminatoria de fase de ascenso que disputaremos frente al Tasman de Boadilla. Esperamos que los retos que suponen estos partidos venideros impliquen un cam,bio de actitud más que necesario en nuestros jugadores.
Previous post

Boletín Veterinario Nº21

Next post

Boletín Veterinario Nº22