Home»Crónicas»Un domingo cualquiera

Un domingo cualquiera

0
Shares
Pinterest Google+
CR Veterinaria 27 – 19 Tasman Rugby Boadilla
No recuerdo, quizás por no haber vivido todos los años de historia de este Club, un partido tan especial y tan digno de mención como el que tuvo lugar este soleado domingo en el campo Juan Pablo II de Hortaleza. Veterinaria jugaba como local, por ser el equipo de inferior categoría, el partido de ida de la fase de ascenso a Primera Regional, con el Tasman Boadilla, viejos conocidos y amigos en frente.
Al día soleado le acompañaban una grada abarrotada de amigos, familiares y compañeros que venían a dar con su aliento un empujón extra a nuestros veintitrés convocados, algo que, por lo especial del día, quedará grabado en nuestras mentes.
 
Veterinaria saltaba al campo decidida a dar su mejor versión, aunque con pocos minutos jugados Tasman se adelantaba después de un fallo defensivo con un ensayo transformado. Lejos de desmorornarnos, reaccionamos y volvimos a su campo para, tras un fuerte ímpetu, conseguir que Cristian posara el oval en la esquina. Lucena obraba la milagrosa transformación para reiniciar el marcador. El partido era una batalla, espectáculo y dureza en cada contacto, ritmo frenético y, sobretodo, dos equipos que querían demostrar ser dignos de la máxima categoría regional. Antes del descanso, nuestro capitán cogía el balón y protagonizaba una gran carrera desbordando rivales para lograr la segunda marca. El pie de Lucena nos mandaba al descanso 14-7, pero con la sensación de que habíamos fallado ocasiones importantes de obrar una ventaja mayor.
  
La segunda parte fue similar a la primera, Tasman movió el banquillo quizás con más agilidaz, sabiendo dosificar mejor el desgaste físico de los jugadores sobre el césped. Comenzaba con dominio verde, pero seguían esos fallos críticos que tanto daño hacen… primero un ensayo de Tasman bajo los palos, aprovechando un nuevo error,  ponía nuevamente la igualada, aunque contestaba poco después Parra con un ensayo en la esquina que Luce no acertaba a pasar esta vez. Los verdes sacaban su mejor juego y el Tasman veía como sus numerosas infracciones les costaban amonestaciones temporales. Lucena pasaba un golpe a palos para ampliar la ventaja y Torcu lograba un ensayo de fe para poner distancia. Sin embargo, los visitantes no se rindieron y un nuevo error ante el continuo juego de saques rápidos de Boadilla les permitía reducir la diferencia a ocho puntos, 27-19 se llegaría al final. Veterinaria perdonó y sintió que se le fue la oportunidad de una mayor ventaja, sin embargo, la satisfacción de haber dado una buena imagen ante un equipo superior fue mayor a todo lo demás.
 
Un domingo cualquiera puedes ganar o perder, pero tienes que salir a jugar. Somos conscientes de la dificultad que entraña el partido de vuelta en Boadilla, donde el Tasman sigue siendo favorito para lograr la permanencia pese a la victoria. Nos toca trabajar con humildad para dar una mucho mejor imagen y ponérselo difícil a nuestros rivales y, a la vez, compañeros de fatigas.
Por Veterinaria jugaron 1-Honduras (sust. por Javo) 2-Godoy (sust. por Waipai) 3-Félix (sust. por Marcelo) 4-Largo (sust. por Cañita) 5-Pepe (sust. por Poney) 6-Alvarito (sust. por Sete) 7-Parra 8-Gas 9-Moro 10-Luce 11-Luispa (sust. por Torcu) 12-Heavy (sust. por Felos) 13-Jason 14-Cristian 15-Chucha.
Esperamos que dentro de dos semanas la afición vuelva a acompañarnos y se desplace a Boadilla para estar con nosotros al final del camino, donde todo empieza. Peste, carbunco y rabia… ¡AUPA VETERINARIA!
Previous post

Boletín Veterinario Nº23

Next post

Boletín Veterinario Nº24