Home»Crónicas»Veterinaria cogió el tren

Veterinaria cogió el tren

0
Shares
Pinterest Google+
Recordad esta fecha y esta hora, sábado 6 de Mayo a las 17:50, momento en el cual nuestro equipo, nuestro Club, nuestra familia, Veterinaria, volvía a Primera Regional y por la puerta grande, en el Campo Municipal de Boadilla del Monte.
Seguramente uno de los partidos más intensos que hemos jugado en nuestra humilde historia, con un gran rival, Tasman Boadilla, que se dejó hasta el último aliento en un intento de conservar su plaza. Pero no era su momento, el momento era para un Club que venía sin nada que perder y mucho que ganar, rebosante de ilusión y con más de cien voces que llenaron la grada y no dejaron de empujar desde los primeros momentos del calentamiento.
El partido siguió el guión previsto, los primeros veinte minutos fueron de tanteo en el centro del campo, con un juego de alta intensidad en velocidad y contacto, y dos defensas completamente entregadas que no dejaban arañar ni un palmo a unos ataques agresivos que trataban de romperlas. No fue hasta el momento en que las tarjetas amarillas, cuestionable alguna, empezaron a asomar, cuándo los locales lograron plantar en marca sin transformar. Lejos de ponerse el equipo nervioso, empezó a subir la intensidad hasta forzar un golpe que Lucena pasaba para reducir la distancia en el marcador; tuvo otro antes del descanso que, aunque parecía que entraba también, el árbitro no otorgó y nos fuimos al descanso con un 5-3 que, por el momento, nos acercaba a Primera.
 
La segunda parte siguió un guión parecido, errores puntuales nos costaban metros pero no los suficientes, volvía a ensayar el Tasman, sin volver a convertir, y poco después Gas, tras una serie de fase, devolvía el ensayo (también sin convertir), 10-8 y manteníamos la diferencia. Jason nos daba alas con un nuevo ensayo que nos ponía por delante, pero Tasman volvía a contestar esta vez transformando, dos equipos que se golpeaban como boxeadores en un ring y la distancia en el tanteo global se reducía a solo dos puntos con el 17-13… El ruido de la grada siempre ensordecedor, algunos cambios, pocos en este combate por parte de ambos equipos y en esto que ocurre una de esas acciones que paraliza el corazón de todos… Lucena ve amarilla en un golpe muy discutible en nuestra veintidós y todo se ensombrece, Tasman apura y apura y al final consigue ese ensayo que voltea la eliminatoria, 22-13.
Lo que paso a partir de aquí es complicado de describir… Tasman decide jugar en su campo con la posesión pero cometen un error, Veterinaria se vuelca al ataque desesperadamente y, tras muchos empujes, fuerza un golpe bastante bueno para ser pateado, con casi el tiempo cumplido, vuelve nuestro apertura al campo justo en ese momento, todo parece dispuesto para que sumemos esos tres puntos que nos den el ascenso, y opta por ir al lateral.Y cuando apunta a ser nuestro mayor error del partido, todo se precipita: saque perfecto, maul que avanza y es hundido, el colegiado señala la ventaja, abrimos a la tres cuartos, Heavy entra como una exhalación pero es parado, aunque llegan rápido los apoyos a conservar el balón, nuevo balón rápido a la línea, Lucena abre para Jason que directamente hace un palmeo maestro y Chucha se lanza hacia marca cuando es guillotinado por un defensor del Tasman… ensayo de castigo que Lucena transforma y se desata el éxtasis en la grada y el banquillo… Aún se jugaron dos minutos agónicos más, pero Tasman, aunque lo intentó, se vio frenado por unos verdes crecidos en su orgullo. Golpe, Luce patea fuera y ¡final! 22-20.
Uno que suscribe recuerda el pasillo, los abrazos a nuestros amigos y rivales, desconsolados por la insuficiente victoria, las lágrimas de amigos, compañeros, hermanos, que han conseguido su objetivo, su sueño, subir juntos, un cocktail de emociones difícil de explicar. Pero hay una cosa que aun retumba en mi cabeza a todas horas, que hace aún se me pongan los pelos de punta y asome una lágrima de emoción, una canción, ESA CANCIÓN, que volvisteis a cantar para nosotros una y otra vez a lo largo de ese día, de esa tarde, de esa noche…
Ahora nos queda nuestra mayor fiesta, nuestro día del Club, nuestro GREENDAY, que será el día 20 de Mayo, estad atentos que muy pronto se sabrá todo. PESTE, CARBUNCO Y RABIA, ¡AUPA VETERINARIA!
Previous post

Boletín Veterinario Nº24

Next post

Boletín Veterinario Nº25