Home»Crónicas»Veterinaria muere en la orilla

Veterinaria muere en la orilla

0
Shares
Pinterest Google+

Olímpico de Pozuelo 30 – 24 CR Veterinaria

12189327_1048906125128726_653100932759251997_o

Afrontaba Veterinaria un hermoso desafío en su visita al Valle de las Cañas, ganar en un campo donde no se hacía desde hace muchos años y ante un rival, Olímpico, al que solo se había ganado una vez en la última década.

Este partido tenía una trampa adicional, los locales no conocían la victoria hasta la fecha y los verdes aún no tienen el ritmo de competición óptimo para este tipo de rivales, el resultado así lo demuestra pero entendamos bien el por qué.

Con muchas novedades en la alineación, por bajas y rotaciones, arrancaba el partido entre un clima nublado y quizás algo desapacible. El primer tiempo fue un continuo devenir de errores e infracciones que penalizaban mucho el esfuerzo que se ponía, también sumarle la lentitud de la transmisión de balón, algo en lo que se viene haciendo hincapié en cada entrenamiento. Olímpico, un equipo que está acostumbrado a competir, sabía muy bien como abordar este encuentro y aprovechar cada situación, en la primera infracción que tuvo busco los palos para adelantase en el marcador, al que acompañarían con un ensayo transformado casi de seguido, 10-0 en ocho minutos jugados… Hablamos de transmitir rápido y visto está que tenemos armas para este juego, la primera vez que lo hicimos y casi reaccionando al palo inicial, Manu posaba el oval en marca contraria, ¿por qué no aprenderemos antes? Antes del descanso los locales sumarían una nueva marca transformada y pasarían otro golpe entre los palos para poner el 20-5, que pudo ser más si su pateador no hubiera errado otras ocasiones.

En la segunda parte parecimos despertar de nuestro letargo, pero ya juegas solo la mitad del tiempo y con un marcador muy cuesta arriba. A los seis minutos Poney ensayaba y Lucena pasaba la conversión para acercarnos en el marcador, pero nos faltaba criterio, velocidad e inteligencia para aprovechar ese pundonor. Seguimos cometiendo numerosos golpes y al final lo pagamos, en este partido nueva amarilla para Tino que permitía a Olímpico además sumar tres puntos más, pese a la inferioridad Manu contrarrestaba rápidamente la diferencia con una nueva marca, 23-17.

12183939_1048901108462561_696782194177773115_o

Aquí llega el punto donde hay que saber competir, con trece minutos por jugar y solo seis puntos de diferencia, se debe controlar mucho la relación ansiedad-intensidad, es lo que diferencia a los grandes equipos del resto, y aquí es donde fallamos, atacando con más corazón que cabeza y jugando más con rabia que práctica, en ese punto el menor error se paga, y con un Olímpico metido en su campo sacaron petroleo de nuestra precipitación: golpe en contra, la sacan a lateral en nuestra cinco y en un maul terriblemente defendido encajábamos un ensayo que borraba toda aspiración de victoria… La suerte nos sonrió para conseguir un nuevo ensayo con el tiempo cumplido por medio de Antorcha, que gracias a la conversión de Chucha nos daba dos puntos bonus. Lástima pero aún estamos a tiempo de arreglarlo, de eso no cabe duda.

Por Veterinaria jugaron: 1-Félix (sust. por Chucky) 2-Conde (sust. por Waipai) 3-Kapo (sust. por Tino) 4-Gallego (sust. por César) 5-Pepe (sust. por Cachorro) 6-Poney 7-Parra 8-Largo 9-Morante (sust. por Troco) 10-Chucha 11-Torcu 12-Felos (sust. por Sete) 13-Lucena 14-Cristian (sust. por Antorcha) 15-Manu.

12182563_1048912301794775_5360558986103984746_oEl crack: Poney. Completó su primer partido integro aportando placajes clave, un ensayo, y sobretodo el carácter que necesita el equipo, ¿está en una nueva juventud?

12186374_1048920981793907_3202331539832214952_oEl dandy: Torcu. Solo le falto el ensayo, bien colocado, siempre atento en defensa y rompió con grandes acciones la línea de ataque, si tiene días más inspirados puede ser de gran ayuda.

12191320_1048905315128807_9087946557318180795_oEl duro: Felos. Debutaba en la posición de primer centro y supero el test con nota. Podemos decir que la competencia en su puesto está asegurada y puliéndolo un poco más puede aportar en ataque lo que aportó en defensa. 

12182964_1048897995129539_6019331433467768036_oVaya día: Morante. Hablábamos de lentitud y no fue su mejor día, el nueve rival le comió la tostada desde el primer momento. Falto de balones claros no pudo hacer jugar al equipo al ritmo que necesitaba.

Previous post

Boletín Veterinario nº 3

Next post

Boletín Veterinaria nº4