Home»Crónicas»VETERINARIA SE HACE UN REGALO POR NAVIDAD

VETERINARIA SE HACE UN REGALO POR NAVIDAD

0
Shares
Pinterest Google+

Mucho veníamos hablando las pasadas semanas de la necesidad imperiosa de ver ganar a nuestro A y conseguir sacar la cabeza del fondo de la tabla en que nos encontrábamos. Los rivales que han ido desfilando estas últimas semanas, la mayoría de ellos también habitantes del sótano de la primera regional, se han escapado vivos de las garras verdes, que, a pesar de mejorar el juego y la actitud sustancialmente, no era capaz de dar con la tecla y ganar de una vez por todas.

Al fin cambió la película este sábado frente a Alcalá, los nuestros al fin impusieron su modelo y lograron gestionar a lo largo de los minutos una ventaja cómoda. Y todo a pesar de que el inicio fue más difícil de lo esperado, y un Alcalá enchufado se colaba en la zona de ensayo verde, ante la caraja general, para comenzar el partido arriba a escasos minutos del inicio. No obstante, los nuestros fueron teniendo más y más balones, con buenas fases de conservación y una destacada labor de Pablo en el robo en el segundo centro, permitiendo a los nuestros empezar a jugar a su aire y correr con metros por delante.

Nuestra delantera, a pesar de unas muy regulares fases estáticas, incapaz de arreglar la touch y muy herida en la melé, ocupó mucho espacio por el campo y, al fin, llegaron los apoyos en los que tanto se ha trabajado estos últimos meses. Con el ensayo de Nachito y el guante de Jorge en el pie, se conseguía llegar al descanso por encima en el marcador y con la sensación de poder llegar aún más lejos.

En la segunda parte, y a pesar de lo comprometido del partido contra un rival directo, comenzó, fiel a su estilo, la oleada de cambios verdes para dar minutos a los jugadores de refresco. El ritmo no bajó, y los ensayos de Torcu, Alvarito y Enzo colocaban a Veterinaria muy lejos de Alcalá, asegurando un punto más de bonus ofensivo que puede ser clave a la hora de resolver esta complicada liga. El partido discurrió sin más sorpresas, salvo un último ensayo esquinado de Alcalá, fruto del empuje y el honor de quien se juega la vida en casa. Lamentablemente el encuentro se cobró una nueva víctima para sumar a nuestra larga lista de lesionados. Torcu, muy guerrero durante el encuentro, salió del campo como de Vietnam, con lesiones en la mano y el tobillo que le tendrán un tiempo apartado de los terrenos.

12-30 resultado final, y Veterinaria a comerse el turrón con los deberes si no hechos, medio hechos.

Previous post

LAS CHICAS DEL CORO

Next post

QUE EMPIECE LA FIESTA